08 mayo 2013

Natalia Larrea, el camino hacia la NASA


Solo hay 12 personas en el mundo que tienen la oportunidad de ir a formarse a la NASA Ames Aeronautics Academy. Una de esas privilegiadas será Natalia Larrea (Canadá, 2011) a la que hemos entrevistado para que podáis conocerla y compartir su éxito.

Natalia es ingeniera superior de Telecomunicación especializada en tecnología espacial y microondas en la École Polytechnique de Montreal.

¿Cuál ha sido tu formación hasta hoy?

Al acabar la carrera, mi interés por el espacio siguió aumentando. Siempre había estado interesada en astrofísica, así que decidí estudiar el programa en Astronomía y Ciencia Planetaria de la Open University UK. Ese mismo año, fui seleccionada en el programa de prácticas de la Agencia Espacial Europea (ESA) en el Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC) en Madrid. Durante mi periodo de prácticas, tuve la oportunidad de trabajar con el equipo del Observatorio Espacial Herschel. Mi proyecto consistió en el desarrollo de métodos para la generación de catálogos de galaxias. Después, conseguí un corto contrato con el Herschel Community Support Group.

Ese mismo año recibí la beca de ”la Caixa” para cursar estudios en Canadá. Así es como actualmente me encuentro en Montreal, estudiando un máster en Ingeniería Aeroespacial en la Universidad de McGill con especialidad en ingeniería espacial (‘space engineering’).

¿Cuál va a ser tu labor en la NASA durante el programa de verano?

Este verano seré una de los 12 estudiantes de todo el mundo que participarán en la NASA Ames Aeronautics Academy. Como europea, la única manera de participar en este programa es a través del patrocinio de la Agencia Espacial Europea (ESA). Este año solo había una plaza para toda Europa, así que soy increíblemente afortunada por tener esta gran oportunidad.

La NASA Academy es un programa de inmersión de 10 semanas con objetivo de formar a los “futuros líderes” del sector, enfocado en la investigación espacial, el trabajo en equipo y el liderazgo. La mayor parte del tiempo trabajaré como investigadora asociada (‘Research Associate’).

El resto del tiempo en la Academia está reservado para actividades de grupo, trabajos en equipo, seminarios, cursos, visitas de profesionales del sector espacial, visitas a otros centros de la NASA, etc. 10 semanas que, sin duda alguna, impulsarán al máximo mi carrera profesional.

¿Cuál es para ti la clave de tu éxito?

Es difícil de decir. Creo que tener pasión por lo que hago, tener claros mis objetivos y trabajar duro para conseguirlos es lo que me ha traído hasta aquí.

¿Cuál va a ser el siguiente paso después del verano?

Después del verano regresaré a Montreal para acabar mi máster.

¿Dónde te gustaría trabajar, cuál es tu proyecto de futuro?

Después de mi máster me gustaría continuar con un doctorado. Espero en el futuro poder volver a trabajar en la ESA o en alguna agencia del sector espacial.

¿Qué se siente al conseguir un sueño?

Pues… ¡No hay palabras para describirlo! ¡Una alegría inmensa! Siempre cuando veía películas o documentales de la NASA me decía a mí misma “¡Ojalá! Ojalá algún día…”. Lo que no imaginaba es que años más tarde lo conseguiría. Sin duda, ir a la NASA Academy con el patrocinio  de la ESA es mi sueño hecho realidad.